CDMX | hola@vaniahernandez.com
Ted Talk: Lo que no sabemos sobre la lactancia materna por Katie Hinde

Hace un par de días mi esposo me compartió esta Ted Talk acerca de la lactancia materna. Como sabes, soy madre de un toddler de 1 año y soy una madre que se queda en casa, así que mi tiempo personal es limitado, ya que aunque mi bebé ya gatee y esté por toda la casa, no puedo sentarme a hacer mis actividades personales, estoy con un ojo al gato y otro al garabato.

Hoy, mi hijo se despertó a las 7 de la mañana… sí, el cambio de horario nos tiene locos.

Alrededor de las 9:30 estaba con muchísimo sueño, así que me lo puse en las piernas a que tomara leche mientras veíamos Les Luthiers. Al poco ratito, cayó rendido de sueño y durmió pacíficamente con una cara de paz. Lo acosté en su cama a dormir mientras me dedicaba a seguir con las labores de la casa: a doblar la ropa que llevaba más de 2 semanas sin doblar.

Pero quise ver algo mientras la doblaba, así que puse en la tele la Ted Talk que me compartió mi esposo.

“Lo que no sabemos sobre la leche materna” por Katie Hinde.

Al escuchar a Katie hablar noto su voz entre cortada y sus ojos llorosos a punto de soltar una lágrima. Todas las mujeres que nos dedicamos a acompañar otras mujeres en su etapa de maternidad sabemos lo llegador que es la lactancia materna.

Cuando escuchamos o leemos a madres que tienen problemas con la lactancia, que tienen mastitis, que pasan por problemas de posturas, de desconfianza o que su círculo social, familia o amigos, no confían en que su cuerpo sea lo suficientemente capaz de crear una leche perfecta para su hijo, para su edad, para su desarrollo y para la conexión madre-hijo.

Katie menciona lo siguiente en su plática:

Las madres me llamarán cuando atraviesen estas dificultades, llorando con voces temblorosas. “No funciona. Se supone que naturalmente debería poder hacerlo. ¿Por qué no funciona?” Y solo porque algo sea evolutivamente ancestral no significa que sea fácil, ni que seamos instantáneamente buenos en ello. ¿Saben qué otra cosa es evolutivamente ancestral? El sexo. Y nadie espera que empecemos siendo buenos en ello.

 Como mencionaba arriba, todas las personas que trabajamos con mujeres en sus momentos gestaciones, antes, durante y después del parto, sabemos que estos momentos, cuando una madre te dice que no funciona, que no puede o que ya no quiere seguir intentándolo porque duele, lastima. Y debería lastimarnos a todos, para poder trabajar más y mejor en esto y así lograr mejores lactancias. Y sobre todo, que las madres reciban todo nuestro apoyo.

¿Por qué tenemos que hablar de los beneficios de la lactancia materna?

Es sorprendente como a veces tenemos que justificar nuestra lactancia con las recomendaciones de la OMS o de la Unicef, tener que decir cuáles son los beneficios y porqué seguimos amamantando. Deberíamos poder estar en un mundo donde no juzgamos las lactancias…

El problema es que nuestro mundo tiene un índice bastante bajo de lactancias. Y en especial México, ya que contamos con 30.8%, que aunque es alto a comparación de años pasados (hace tres años estabamos en 14.4%) sigue siendo muy bajo. Y cuando estamos en un país y en un mundo bajo en lactancia debemos promoverla y hablar de todos sus beneficios, ya que muchas de las lactancias abandonadas o fracasadas se deben a falta de información o nulo seguimiento o apoyo por parte del personal de salud, además del escaso conocimiento que se tiene del tema.

Aquí te comparto los motivos por los que no se amamanta en México.

Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 

¿Y qué es lo que no sabemos sobre la lactancia materna?

Aquí te dejo los datos más impactantes que menciona Katie en su Ted Talk.

  • …Una periodista me preguntó: “¿Cuánto tiempo debería una madre amamantar a su bebé?” Y fue esa palabra “debería” la que me dejó pasmada, porque nunca le diría a una mujer qué debería hacer con su cuerpo.
  • Los bebés sobreviven y prosperan porque la leche materna es alimento, medicina y comunicación. Para los niños pequeños, la leche materna es una dieta completa que proporciona los componentes necesarios para sus cuerpos, que modela sus cerebros, es el combustible de su actividad.
  • La leche materna también alimenta los microbios que hacen colonia en el tracto intestinal del lactante. Las madres no solo comen para dos, sino comen para dos a la potencia de billones.
  • La leche proporciona inmunofactores que ayudan a combatir los patógenos y la leche materna proporciona hormonas que comunican al cuerpo del bebé.
  • Estudios recientes han demostrado que la leche no solo desarrolla el cuerpo, sino que alimenta el comportamiento y modela el neurodesarrollo.
  • En 2015, se descubrió que la mezcla de leche materna y saliva del bebé – sobre todo, la saliva del bebé – produce una reacción química que genera peróxido de hidrógeno capaz de matar el estafilococo y la salmonela.
  • Las madres han recibido el mensaje y la gran mayoría de las madres quieren amamantar, pero muchas no alcanzan sus metas de lactancia materna. No es su fracaso; es nuestro. Situaciones cada vez más frecuentes como obesidad, trastornos endocrinos, cesáreas y nacimientos prematuros pueden perturbar la biología de la lactancia. Y muchas mujeres no tienen apoyo clínico bien informado.
  • Hace 25 años, la Organización Mundial de la Salud y UNICEF establecieron criterios para considerar los hospitales como favorables a los bebés, pues proporcionan el nivel óptimo de apoyo para el vínculo madre-hijo y para la nutrición infantil. Hoy, solo 1 de cada 5 bebés en EE. UU. nace en un hospital favorable al bebé. Este es un problema, porque las madres pueden enfrentar muchos problemas en los minutos, horas, días y semanas de lactancia. Pueden tener dificultades con la posición de lactancia, con el dolor, con la bajada de la leche, y con las percepciones de producción de la leche. Estas madres se merecen personal clínico bien informado que entienda estos procesos.
  • La leche materna es una parte para mejorar la salud humana. En la UCIN, cuando nacen los bebés prematuros o enfermos o heridos, la leche o los componentes bioactivos de la leche pueden ser vitales. En ambientes o ecologías, o comunidades en alto riesgo de enfermedades infecciosas, la leche materna puede ser increíblemente protectora. En emergencias como tormentas y terremotos, cuando hay cortes de electricidad, cuando no hay agua potable disponible, la leche materna puede mantener a los bebés alimentados e hidratados. Y en el contexto de crisis humanitarias, como las madres sirias que huyen de las zonas de guerra, las gotas más pequeñas amortiguan en los bebés los mayores desafíos mundiales.

Amé esta plática, así que te invito a escucharla completa. Ojalá después de que la veas me puedas platicar qué te parecieron estos datos súper interesantes de la leche materna.

Foto Lactancia Materna en Shutterstock
Ted Talk: Lo que no sabemos sobre la lactancia materna por Katie Hinde
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.