CDMX | hola@vaniahernandez.com
¿Si amamanto a mi bebé necesito darle hierro?

Este es un tema muy discutido y que tiene muchos mitos a su alrededor, que si necesitan hierro, que la leche materna tiene muy poco, que hay que darle gotitas y demás.

La cantidad de hierro que tiene la leche materna es baja y aunque mamá tome hierro, no aumentará ni descenderá aunque la madre tenga anemia. Si bien, a comparación de las leches de fórmula, la leche materna tiene menos, la leche de fórmula solo se absorbe un 30%, mientras que la leche materna se absorbe 70%. Así que aunque la cantidad de hierro que tiene la leche materna sea baja, siempre será mejor que cualquier leche de fórmula que tenga muchísimo hierro.

El Dr. Carlos González, en su Manual de lactancia materna, menciona que “el bajo contenido en hierro tiene un valor adaptativo, evitando la proliferación de bacterias patogénicas en el intestino”.

Además, durante los primeros meses, el lactante no obtiene el hierro de la dieta, sino de las reservas con las que contaba al nacer. Se calcula que esas reservas se agotan entre los 6 y los 12 meses, y que a partir de esa edad los niños deben ingerir, además de la leche materna, otros alimentos ricos en hierro (de hecho, ese es el principal motivo por el que se introduce la alimentación complementaria a los 6 meses). Pero no todos los niños necesitan hierro a los seis meses; se han descrito niños con lactancia materna exclusiva, sin suplementos de hierro y con hemoglobina normal hasta los 18 meses.

Dr. Carlos González

La mejor recomendación para aumentar las reservas de hierro de los recién nacidos es retrasar el corte del cordón, hacerlo hasta que éste deje de latir antes de cortarlo.

La WABA (World Alliance for Breastfeeding Action/Asociación Mundial de Acción para la Lactancia Materna) dice lo siguiente:

“El problema más común de nutrición  en el mundo es la anemia, la deficiencia de hierro, que afecta sobre todo a las mujeres en edad reproductiva,  infantes, niños y niñas.  El 60% de las mujeres de todo el mundo están anémicas.  Esto resulta en el nacimiento de bebés prematuros(as), de bajo peso al nacer, y con bajas reservas de hierro, y tiene como resultado madres y bebés enfermos(as).  A pesar de que la leche humana solo tiene una pequeña cantidad de hierro (0.5-1mg/l) los(as) bebés amamantados(as) raramente sufren de deficiencia de hierro, porque el hierro presente en la leche materna es el mejor absorbido de toda las formas de hierro.  El hierro en las fórmulas infantiles no es bien absorbido por los(as) bebés.  La temprana introducción y composición de los alimentos complementarios no se compara con la eficiencia de la absorción de hierro que contiene la leche materna.  Aún las madres anémicas,  producen leche materna que le ofrece suficiente hierro a sus bebés.”

Así que no te preocupes, tu bebé tendrá las reservas de hierro necesarias mínimo por 6 meses.

Cualquier duda consulta a tu pediatra.

Foto Lactancia materna en Shutterstock
¿Si amamanto a mi bebé necesito darle hierro?
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.