CDMX | hola@vaniahernandez.com
Lactancia y cesárea, sí es posible

 

Hace 4 meses nació mi bebé en una hermosa cesárea humanizada, nada planeada y nada esperada, pero que sucedió y quise que fuera del mejor modo posible en ese momento (porque después de 18 horas de labor de parto y agotada y cansada, en el momento en que decidimos realizar la cesárea, lo único que quería es que me llevaran a quirófano), así que la disfruté mucho y disfrute traer a vida a mi hijo permitiendo que me abrieran.

[Leer: Cesárea, la otra forma de parir]

En mis clases de psicoprofilaxis me explicaban cómo el parto vaginal, dejándolo que avanzara a su ritmo, mandaba señales a nuestro cuerpo para poder lactar a nuestros bebés.

Si bien, los partos abdominales (cesáreas) son diferentes a un parto vaginal, es posible amamantar a nuestros bebés después de un procedimiento quirúrgico como este. Que nadie te haga creer que no es posible.

Te comparto algunas de mis recomendaciones para lograrlo del mejor modo:

  • Informarte compeltamente de qué es la lactancia materna, cómo llevar una feliz lactancia y
  • Busca un ginecólogo, pediatra y hospital pro lactancia y pro partos humanizados, esto podrá garantizarte que incentivarán esto
  • Apego inmediato: Aunque tengas una cesárea es posible que te pongan al bebé en tu pecho inmediatamente. Si el bebé tiene alguna complicación probablemente lo tengan que revisar y ayudar, pero si todo está bien, no hay ninguna limitante, inclusive las pruebas pueden esperar
  • Alojamiento conjunto: Con esto podrás mejorar la producción de oxitocina y la salida del calostro y posteriormente, la bajada de la leche
  • Pedirle a tus doctores que no le den fórmula láctea a tu bebé
  • Pégatelo siempre que muestre señales de hambre. Que si llora, que si se busca la manita, que si mueve la cabeza de un lado a otro
  • Créetela, sí tienes leche. Sí puedes amamantar a tu bebé

Cuando volví a casa, la lactancia materna se hizo más complicada debido a la cicatriz y el dolor que me producía estornudar, levantarme de la cama o moverme de un lado a otro.

Hubo cosas que aprendí a la marcha y a la mala. Espero que tú leas esto y puedas hacer más llevaderos los primeros días de lactancia y la puedas establecer bien.

  • Encontrar la posición en la que te sientas más cómoda. A algunas mamás les funciona mucho la posición de balón de americano o sandía, en lo personal me acomodaba muy bien darle teta en la mecedora
image
Imagen Alba Lactancia
  • Pedir ayuda. No quieras levantarte de cama sin ayuda por lo menos durante una semana. También pide ayuda para que te pasen al bebé
  • El colecho fue mi salvación. Nosotros compramos una cuna colecho y la usamos los dos primeros días pero al darme cuenta que era más complicado tener que sacarlo de ahí para meterlo a la cama y darle de comer, preferimos meterlo directo a la cama y ahora, después de 4 meses sigue durmiendo en cama y somos felices. Nuestra cuna colecho es un muy bonito, amplio y caro buró
  • Si tienes problemas con las posturas, tienes grietas o dolor, busca una asesora de lactancia. La lactancia no debe doler

La lactancia es una hermosa etapa que si bien cuesta trabajo al principio, la podemos disfrutar, aunque hayamos tenido una cesárea.

¡Feliz Semana Mundial de la Lactancia Materna!

Foto Lactancia en hospital en Shutterstock
Lactancia y cesárea, sí es posible
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.