CDMX | hola@vaniahernandez.com
5 cosas que debes saber si te van a hacer una cesárea

Siempre es recomendable que cuando te estás preparando para tu parto te informes de todos los procesos por los cuáles tu cuerpo pasará, que planees tu parto y cómo quieres vivirlo.

Aunque a mi parecer, es aún más importante hacer un plan B, plan C e incluso plan D.

¿Por qué?

Porque no sabemos a ciencia cierta qué es lo que sucederá, cómo se desarrollará el parto o si se tendrá que tomar otro camino en el proceso. Por eso, en sesiones previas a los acompañamientos que hago, hablamos de la cesárea. Y que aunque no sea su plan, es importante que sepa cómo ocurre.

Ya sea que busques un parto vaginal o ya tengas programada tu cesárea, este post lo escribo con la intención de que conozcan y sepan cómo es una cesárea a grandes rasgos.

Siempre es importante platicar con tu ginecólogo acerca de esta cirugía y cómo la realiza.

  • Existen dos tipos de cesáreas, las rutinarias y las humanizadas. 

Las cesáreas de rutina son un tanto tristes y dolorosas para la mamá, ya que en muchos casos las hace sentir como si estuvieran en una plancha de carnicería (varías madres lo han relatado como tal). Muchas luces, sin compañía de pareja o algún familiar, nada de sensibilidad, estás sola durante la epidural, se llevan a bebé a revisar de inmediato e incluso, a cuneros.

Las cesáreas humanizadas son todo lo contrario. Puedes entrar con tu doula, pareja o quien decidas. Bebé está al pecho durante la primer hora de vida, las revisiones las hacen ahí mismo. Poca luz, poco ruido, puedes poner música, aromas e incluso, hay doctores que pueden quitar el

Aquí una muestra de cómo es una cesárea humanizada.

Cesárea Humanizada Mary…. Aclarando dudas a médicos y mamás: La cesàrea humanizada/respetada que con mayor frecuencia se puede realizar es donde:se cuenta con todo el escenario pertinente, se realiza pinzamiento tardio de cordón umbilical y se pasa inmediatamente al pecho de la mama para el contacto piel con piel y lactancia materna de ser viable, en compañia de su familiar o ser querido.La cesárea humanizada con participaciòn activa materna (la mama ayuda parcialmente a nacer a su bebé ) asi como la cesárea en donde el bebé nace sin ayuda atraves de la incision uterina/pared abdominal, son variantes de la misma, pero que aplica en menos situaciones. Criterios médicos y recomendaciones a tomar en cuenta para estas 3 variantes de cesárea humanizada o respetada:a.- edad gestacionalb.- estado de salud materno-fetal (no sufrimiento fetal)c.- presentación fetal (posiciòn del bebe)d.- vasos sanguineos uterinose.- plano de la presentaciòn (si esta libre o encajado la cabeza del bebe en la pelvis materna)f.- tipo de anestesia y efectos maternos de la mismag.- experiencia del Gineco obstetra y su equipoEste video es de una cesárea humanizada por decirlo "tradicional" 🙂 yeiiiii !

Posted by DrChristian Byron Mera Hdez on Thursday, September 22, 2016

  • Durante la operación pueden darte escalofríos y la epidural puede doler mucho.

Sí, la epidural puede doler y mucho. Sobre todo cuando están preparándote para ella. No puedes moverte, tienes que estar en posición fetal y es muy dolorosa cuando llega una contracción y no puedes hacer nada para hacerla más llevadera, ya que es peligroso el movimiento impulsivo. Hay mamás que sienten escalofríos al sentir la anestesia recorrer su cuerpo. Respira mucho, aprende alguna técnica de meditación y trata de mantenerte lo más relajada durante ese momento. No durará tanto, te lo aseguro. 🙂

  • La recuperación es muy dolorosa.

De las cosas más dolorosas de una cesárea es la recuperación. Contrario a un parto vaginal donde el cuerpo se recupera fácilmente y a los pocos minutos puedes moverte con facilidad (en realidad la recuperación más dolorosa de un parto vaginal es la inflamación y distensión de los músculos por el esfuerzo y apertura, o si tuviste un desgarro o episiotomía, que ya hablaremos de eso en otro post), con una cesárea la recuperación es muy diferente. Es una cirugía de riesgo, en la que cortan 6 capas de piel para poder llegar a tu útero y poder sacar a bebé, así que es normal que durante las primeras horas y días sientas que mueres. Necesitarán darte algún tipo de analgésico, en la mayoría de los casos y probablemente los días en casa sean pesados, moverte, caminar, ir al baño, bañarte o cosas normales como estornudar, toser o reírte sean lo más doloroso del mundo.

  • Es un mito que con la cesárea no puedes lactar o que tarda en bajar la leche.

La lactancia materna se da de manera natural en el momento en que sale la placenta. Durante tu embarazo, tu cuerpo genera una hormona llamada progesterona y en el momento en que la placenta sale, la progesterona disminuye y la hormona prolactina (que es la responsable de producir la leche) se dispara y se genera. Así que no creas el mito de que cuesta más trabajo o se tarda más en bajar la leche. Lo único que probablemente sea más difícil sea encontrar una posición cómoda para lactar y que no te lastime la herida. Con práctica, paciencia y mucho apoyo, lo lograrás.

[Te interesa leer: Lactancia y cesárea, sí es posible]

  • Puedes cuidar a tu bebé, cargar cosas, subir escaleras y demás.

Y con esto no te estoy diciendo que puedes irte a Six Flags al súperman, ni mucho menos. Simplemente haz las cosas con cuidado y de acuerdo a tus limitaciones. Tu cuerpo te irá mostrando los límites y qué tanto puedes hacer, pero claro que puedes cargar a tu bebé, claro que puedes caminar, bañarte, agacharte a recoger algo si se te cayó, incluso cocinar; solamente hazlo con cuidado, recuerda que la cesárea es una operación de riesgo.

NOTA: Consúltalo con tu ginecólogo y siempre ten un respaldo médico. Este blog e información otorgada por una doula y educadora perinatal en formación no sustituye los consejos de tu profesional de la salud. 

Foto Cesárea en Shutterstock
5 cosas que debes saber si te van a hacer una cesárea
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.