CDMX | hola@vaniahernandez.com
Los derechos de las mujeres en el parto

Luchar por un parto humanizado no es cuestión de moda, no es algo que se le ocurrió a alguien y se hizo viral, no es solo para las personas que tienen posibilidad de parir en un hospital privado. Todas las mujeres tienen derecho de vivir un parto humanizado, un parto respetado y un parto libre de violencia.

Parto Libre, la CDHDF y Gire elaboraron un documento llamado “Cartilla de atención humanizada al parto” basada en las recomendaciones de la OMS, la propuesta del derecho de la mujer a un cuidado respetuoso de la maternidad por White Ribbon Alliance y las revisiones del grupo de Embarazo y Nacimiento de la Biblioteca Cochrane.

Durante el embarazo, parto y postparto tienes derecho a:

  1. Disfrutar del mas alto nivel posible de salud física, mental y social. A recibir atención de calidad y calidez antes, durante y después del embarazo.
  2. Ser tratada sin discriminación alguna y estar libre de violencia física, psicológica o institucional. Nadie puede agredirte o negarte la atención médica por tu origen étnico, género, edad, discapacidad, condición social, condición de salud, religión, preferencia sexual, estado civil o cualquier otra razón que atente contra tu dignidad. Tus necesidades específicas y preferencias culturales siempre deben ser respetadas.
  3. Tomar decisiones libres e informadas sobre la atención que recibes. Recibir información objetiva, veraz y oportuna de forma clara y completa sobre los procedimientos clínicos que te van a realizar y sus consecuencias a corto y largo plazo. A este procedimiento se le llama consentimiento informado.
  4. Privacidad. Nadie te puede exponer frente a otras personas ni exhibir información personal sin tu autorización

En el proceso del parto, siempre y cuando tu salud lo permita, puedes:

  • Decidir el lugar de nacimiento en caso de ser un parto normal, sin complicaciones. Actualmente tienes la posibilidad de recibir atención de calidad en tu hogar, clínicas y hospitales.
  • Solicitar comida/bebida durante el trabajo de parto.
  • Aceptar o no el uso de analgésicos o anestésicos. 
  • Contar con un/a acompañante en todo momento y/o una partera. 
  • Tener libre movimiento durante tu trabajo de parto. 
  • Elegir la postura durante el periodo expulsivo. 
  • Definir el destino de la placenta y otras prácticas culturales importantes para ti. 
  • Aceptar o no la realización de una lavativa intestinal y el rasurado del vello púbico antes del parto.

La OMS recomienda que en la atención del parto no se realicen ciertas prácticas médicas de forma rutinaria o innecesaria, que se atienda de forma individualizada y de acuerdo con las necesidades que cada parto demande.

Recomendaciones

Siempre y cuando tu salud lo permita, las y los profesionales de la salud deben: 

  • Promover el parto vaginal aun cuando hayas tenido una cesárea y siempre que así lo quieras. 
  • Evitar el uso rutinario de:

– Episiotomía

– Inducción o conducción del parto

– Rotura precoz artificial de membranas

– Maniobras que interfieran con el esfuerzo natural de pujo

– Exploración manual del útero postparto

Cuando tu bebé nazca: 

  • Esperar a que el cordón umbilical deje de latir antes de cortarlo. 
  • Tener contacto físico piel a piel con tu bebé siempre que la salud de ambos lo permita. 
  • Lactancia materna inmediata, de 10 minutos a dos horas, después del nacimiento.
Foto Parto en Shutterstock
Los derechos de las mujeres en el parto
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *