CDMX | hola@vaniahernandez.com
Carga a tu bebé, un día ya no va a querer que lo hagas

Recuerdo que cuando estaba embarazada fui a ver a mi familia y estábamos hablando de las cosas que necesitaba comprar para la llegada del bebé. Les decía que necesitaba una carreola que fuera todo en uno.

Mi madrastra (a la que amo y es como si fuera mi segunda madre) me dijo algo que hasta la fecha se ha vuelto mi mantra:

Cárgalo todo el tiempo que quiera, aunque sea cansado, aunque ya lleve mucho tiempo ahí, disfruta tenerlo en tus brazos… porque un día ya no va a querer que lo cargues.

Mis hermanas, sus hijas, tienen ya 13 y 9 años. Una de ellas es una hermosa preadolescente y las otras son unas niñas ya grandes. Ninguna de ellas busca el regazo de su madre a menos que necesite consuelo, pero cada vez esos momentos van disminuyendo.

Yo, tengo un bebé de 6 meses y soy mamá de tiempo completo. Por lo que no solo me toca dedicarme a él, es decir alimentarlo, prepararle su comida sólida, jugar con él, cambiarlo de ropa, de pañales, asearlo, mantenerme al pendiente de que nada de pase, etc. Mantengo la casa, lavar y doblar ropa, trastes, hacer comida, barrer, trapear, sacudir, etc, etc, etc. Además me dedico a mi blog, soy doula y estoy certificándome para ser Educadora Perinatal. Y me tengo a mi.

Como ves, al igual que todas las madres del mundo, tengo mil y un cosas que hacer. Estar con mi hijo todo el tiempo llega a ser cansado y a veces tengo ganas de pedir esquina… Desde que nació estoy con él y el tipo de crianza que hemos elegido para él, es una respetuosa y con apego. Muy pocas veces he dejado que lloré sin darle consuelo al instante; si estoy haciendo algo en la cocina o bañándome, tengo que ir con él hasta que termino, pero en su mayoría de las veces acudo a su llamado para ver qué le ocurre y aunque a veces pueda parecer que no tiene nada, sé que tiene algo. No llora por llorar, ni llora por manipular, los bebés lloran porque tienen una necesidad.

Es cansado sí, pero es como quiero que mi hijo crezca, sabiendo que estamos ahí para él, que no podemos evitar que sufra pero que sí podemos consolarlo y ayudarlo a superar lo malo de la vida.

No puedo garantizar cómo va a ser el futuro, nadie puede…. Pero estoy segura que tenerlo en brazos todo el día lo hará un ser humano seguro de sí mismo, independiente y amado. Porque si en la etapa donde más necesita esa atención, se le da, no la va a necesitar en su juventud o adultez, no va a buscar suplir la atención y cariño de sus padres con sustancias adictivas o en parejas.

Claro que es cansado tener a tu hijo en brazos todo el tiempo que lo necesite o tú lo necesites, pero las recompensas son mayores.

Un día tu bebé estará gateando y preferirá descubrir el mundo en el piso.

Un día tu bebé comenzará a gatear y preferirá estar tomándose de los sillones y paredes.

Un día tu bebé preferirá correr y jugar con sus amiguitos a las correteadas.

Un día tu bebé preferirá salir con sus amigos al parque o la plaza. 

Un día tu bebé no querrá que lo toques enfrente de sus amigos o que vayas por él a la escuela.

Un día tu bebé tendrá una pareja y preferirá pasar tiempo juntos.

Un día tu bebé se irá de casa, tendrá su propia vida, su propia familia, su propio destino, sus propios sueños.

Cárgalo ahora que puedes, disfruta sus bracitos alrededor de tu cuello, disfruta que te jale el cabello, disfruta tener que encorvar tu espalda a veces porque ya pesa mucho, disfruta portearlo en un fular, disfruta cargarlo y aventarlo por los aires, disfruta tenerlo en tus brazos, porque un día ya no lo podrás hacer y seguro lo extrñarás.

Un día verás que tu bebé ya es un adulto y tiene en sus brazos a una nueva generación. 

Este post promueve la crianza en brazos y es parte de la Semana Internacional de la Crianza en Brazos 2016 con el lema “El Mejor Lugar”.

Foto Mamá y bebé en Shutterstock
Carga a tu bebé, un día ya no va a querer que lo hagas
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *