CDMX | hola@vaniahernandez.com
5 cosas que no debes decirle a una mujer que acaba de tener una cesárea

Hay mujeres que prefieren desde un principio programar una cesárea para culminar su embarazo, hay mujeres que luchan por tener un parto natural y no pueden y hay mujeres que por complicaciones de salud para ellas o el bebé, tienen una cesárea de emergencia.

En cualquiera de los casos, existen ciertos comentarios que todos deberían evitar decirle a una mujer que acaba de pasar por una cesárea; ya que aunque haya sido su decisión, probablemente no sabes la razón por la que se le realizó una intervención quirúrgica.

Yo tuve una cesárea que no estaba planeada en absoluto. Después de muchas horas de parto no pudimos culminar el embarazo con un parto vaginal. En estas semanas he recibido algunos comentarios nada agradables y que estoy segura, muchas de nosotras, las mujeres que pasamos por un quirófano y un bisturí no queremos escuchar.

amanda 002

Así que enumero los comentarios nada oportunos y que la gente debería ahorrarse y jamás decir:

  • “Al menos no pasaste por las contracciones” Muchas mujeres pasamos por un largo trabajo de parto y terminamos teniendo una intervención quirúrgica y aunque no la hayan tenido, el no pasar por las contracciones no hace más sencilla la recuperación de la cesárea. Para realizar una cesárea se cortan 5 capas de piel y la recuperación es bastante dolorosa y complicada, por lo que no es menos sencilla que un parto vaginal, además del riesgo de cualquier operación.
  • “Tomaste la salida fácil” De ninguna manera una cesárea es una salida fácil. Soy pro parto vaginal; el trabajo de parto y la salida por el calan vaginal tiene muchísimos beneficios para el bebé y la madre como más apego madre-hijo, mayor facilidad de lactancia materna, pasar por el canal vaginal y que el bebé se llene de las bacterias buenas de la madre lo ayuda a fortalecer su sistema inmunológico, el que el bebé decida cuando nacer hace que sea el momento adecuado para él y que esté completamente listo, pero definitivamente hay casos en que una cesárea no es una salida fácil, es una necesidad para salvar o ayudar al bebé y a la mamá.
  • “Lo único que importa es que tú y tu bebé están sanos y felices” Afortunadamente sanos sí (y esperemos que todas las mamis y bebés de cesárea estén sanos) pero afirmar que están felices no es lo mejor que puedas hacer. No sabes cómo se siente la mamá y si en verdad está feliz por la experiencia de parto que tuvo, probablemente tenga depresión por no haber logrado tener un parto vaginal, probablemente no lo tenía planeado y quizá esté demasiado triste para afirmarlo, decirlo o compartirlo.
  • “Necesitas aceptar que no tuviste un parto vaginal” Esto es específicamente para las mamás que querían un parto natural y no lograron tenerlo. A pesar de que saben que tienen que aceptar el parto que tuvieron y que fue por la salud de su bebé, de ella o ambos (en la mayoría de los caos que terminan en cesárea justificada es para salvar una vida), no es fácil aceptar esa situación y poder dar un paso adelante.
  • “Yo definitivamente preferiría una cesárea a pasar por los dolores de parto” Definitivamente un comentario que haría una mujer que no ha tenido hijos… Estos comentarios hechos a una mamá que no quería una cesárea son lo peor. Hechos a una mamá que eligió tener una cesárea también puede ser incómodo. La cesárea es una cirugía mayor la cuál pues resultar con complicaciones, además que la recuperación es bastante dolorosa y complicada, por lo que antes de hacer este comentario sería necesario ponernos en el lugar de la mamá.

En lugar de hacer comentarios fuera de lugar y que únicamente lograrán hacer sentir mal a la mamá, podrías optar por comentarios como estos:

  • ¿Cómo te sientes?
  • ¿Te ayudo en algo?
  • Me importa como te sientes, tus sentimientos son válidos
  • Felicidades por tu bebé

En cualquiera de estos comentarios, hacer sentir más animada a la mamá, además de recordarle la maravillosa vida que dio a luz, la ayudará a recuperarse de lo difícil que puede ser la cesárea.

Recuerda que la depresión post parto es muy común y los comentarios fuera de lugar pueden provocarla.

Foto: Ring the bells that still can ring, Forget your perfect offering, There is a crack in everything That’s how the light gets in’ (L. Cohen) 32″x53″ de Amanda Greavette de The Birth Project Paintings

Foto Nacimiento en Shutterstock
5 cosas que no debes decirle a una mujer que acaba de tener una cesárea
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *